lunes, 30 de julio de 2012

La juventud y la vida en sociedad

¡Joven, Empínate!
La juventud ha de ir a lo que nace, a crear, a levantar a los
pueblos vírgenes, y no estarse pegada a las faldas de la ciudad
como niñotes que no quieren dejarle a la madre el seno.”
José Martí.

La interacción de cada joven en un determinado ambiente con sus semejantes, determina la personalidad de éste. Lo que da origen a esa tan trillada frase popular “Cada cabeza es un mundo”; o en palabras propiamente dichas esta interacción es la expresión subjetiva de cada uno de los que en ella participan, vinculada a un medio donde se da esta. Así tenemos que la relación con los demás enfoca directamente las relaciones interpersonales del sujeto como son: La sociabilidad, timidez, dependencia, sobreprotección, autoritarismo, retraimiento, pasividad, hostilidad, exigencia, y tolerancia. Por otro lado la relación con las cosas y el ambiente que lo rodea determina, los intereses fundamentales del sujeto tanto en el sentido artístico, científico, laboral y religioso.

Cada joven tiene ideas diferentes a cerca de la vida, el amor, posee también gustos y preferencias en cuanto a colores, olores, personas y conocimientos, son disímiles las personalidades que se dan en torno al medio circundante y a la interacción social. Ejemplo: Para algunos, visitar la playa puede ser motivo de paz, tranquilidad, diversión. Para otros de temores o aburrimiento.

Esta personalidad individual tiene inmersa o determina una conducta propia, que está regulada generalmente por dos grandes factores:
  1. Por el grado de satisfacción que las relaciones con el medio le permiten a las necesidades del individuo.
  2. Por las necesidades psicológicas: afecto, realización, comprensión, contacto interpersonal, entre otros.
De estos factores derivan los diversos comportamientos, que de acuerdo hacia donde se incline la balanza pueden ser positivos o negativos.

Un joven puede tener una imagen no muy grata en cuanto a su vestimenta, puede esta no estar en sintonía con las pautas o estereotipos burgueses de cómo vestir, eso no ataca la retina de nadie ni causa daño alguno, ahora, si su comportamiento afecta a los demás, indudablemente su personalidad es negativa. Esto nos indica que inevitablemente nuestra personalidad se da porque somos unos seres sociales, eso es lo que determina nuestra naturaleza humana, entre otras cosas.

El hecho de que el proceso evolutivo mismo pasase de estar dado por la transformación de un cúmulo de características biológicas a uno predominantemente social, determina que debemos poseer una conducta social y no una individual como se nos quiere imponer a través de los estereotipos burgueses propios de la sociedad capitalista.

La vida en sociedad, implica una conducta dentro de la misma. Cómodamente podemos estar en desacuerdo con la sociedad donde vivimos, no estar de acuerdo con esta, por cual o tal injusticia, o simplemente por considerarla aburrida. No se trata de acatar una conducta insana para demostrar dicho desacuerdo, se trata es de transformarla, es hacia allá a donde debemos “tirar”.

Muchos jóvenes asumen diversas vías relacionadas con una conducta reprobable, por donde llegan a los peores abismos, estas vías son: la sociocultural, la hedónica, la asertiva, la evasiva, la asintomática y la constitucional.

La vía sociocultural: Es el camino de la costumbre, de los modelos, de la onda, del dime con quién andas, de la presión de los grupos, de donde quiera que fueras has lo que vieres y en cuestiones ilegales a veces. Es el pago para ser aceptado en un grupo donde el ilícito es la norma. Es el camino más frecuente.

La vía hedónica: Donde muchas veces está vinculado a la educación deficiente donde se le ha dado todo a los hijos, incluido aporte económico excesivo, que no saben manejar. Es el canje “afectos-bienes materiales”.

La vía evasiva: Se caracteriza por la pretensión de escapar. La persona pretende huir de vivencias o situaciones como hogares rotos, pobreza, fallecimientos tempranos, abandono, desamor paterno, rechazo o fracasos sentimentales, estudiantiles, laborales o artísticos. Pero las penas saben nadar.

La vía asertiva o búsqueda de seguridad personal: Es para vencer la timidez, pero en vez de seguridad aparecen efectos opuestos. Se acerca a la vía evasiva y a veces tiene iguales causas.

La vía asintomática (también llamada secundaria): Es en realidad un síntoma más de una afección subyacente que debe ser tratada. La combinación más difícil es cuando se suma la esquizofrenia, que muchas veces resulta ser una consecuencia de los traumas sociales producto de la pobreza intelectual y material.


Otros deciden enfrentarla de la manera incorrecta o de la forma menos propicia. A fin de cuentas es la sociedad la que con sus instituciones moldea la conducta de sus miembros, pues en nuestro caso debemos romper dicho molde. La conducta que pregona la sociedad capitalista está dada por patrones de conductas enfocadas en los más genuinos antivalores que desarticulan al joven en su trasegar ante ese campo minado que es la sociedad capitalista, que tanto angustia a los padres cuando sus hijos echan a andar por este mundo de penumbras, tal como expresa el poeta de su tierra como le llamara Nicolás Guillén.

Mientras mil hombres quieren disgregar el cobalto,
matar con el uranio, deshacer con el torio,
yo entrego mis dos hijos al mundo en sobresalto
y digo que es infame y es vil y es proditorio
que en el jacal invente vidas el aldeano
y el sabio asesinatos en el laboratorio” (1)

De esta forma el poeta de su tierra describía la sociedad a la que se enfrenta nuestra juventud, y exponía libremente la angustia de los padres ante las penumbras de la sociedad capitalista llena de trampas y huecos esperando atrapar a los jóvenes para así sumergir la sociedad en el oprobio y la afrenta como rasgos esenciales y predominantes del capitalismo.

(1) Andrés Eloy Blanco del libro Tierras que me oyeron pág. 48. Biblioteca familiar. Girulanda, canto a mis hijos (1955).

Caricatura: Sociedad y Pobreza. Por: Quino.

Continuará…
Eliezer Antonio Mora Peraza.
cmtekajil@gmail.com, http://bas-drtrinomelean.blogspot.com, @Eliezermo, facebook.com/carlosaponte.aponte.3, carlosaponte.aponte.3@facebook.com.

jueves, 26 de julio de 2012

¿Dónde está la esencia neoliberal en el programa de Capriles?

En la página 11 del documento que Capriles Radonski presentó como “Programa de Gobierno” se lee claramente:

“Avanzar gradual pero sostenidamente en el desmontaje de los controles y las legislaciones que ahuyentan a la inversión”
Recientemente, en declaraciones ofrecidas a Reuters, Ricardo Villasmil, coordinador de su programa de gobierno confirmó que:
“de llegar al poder, Capriles Radonski erradicaría el control a la compra-venta de divisas y mostró su desacuerdo con la existencia de controles de precios”
Ahora bien, qué controles desmontaría Capriles y cuáles serían las consecuencias que sufriría el pueblo trabajador:
1.   Para permitir a los capitalistas obtener crecientes ganancias, desmontarían el control de precios sobre los productos de primera necesitad, atizando así la inflación que devora el poder adquisitivo de los salarios.
2.   Para satisfacer la voracidad del sector financiero especulativo, liberarían las tasas de interés, con lo cual encarecerían los créditos hipotecarios y al consumo, muchas familias no podrían mantenerse al día en los pagos de sus viviendas o vehículos, y sus hipotecas y garantías serían ejecutadas, arrebatándoles sus bienes y dejándolas en la calle, tal como ha pasado en EE.EE. y Europa.
3.   Para satisfacer las ambiciones de los especuladores, erradicaría el control de cambios y prenderían fuego a la inflación, ya que el dólar se dispararía al precio del mercado paralelo, encareciendo las importaciones de materias primas, insumos, maquinarias, alimentos y medicinas que se hacen a 4.30. Semejante incremento en los precios perjudicaría sobre todo a quienes viven de un salario o ingreso fijo.
4.   Para atraer inversiones, los gobiernos neoliberales compiten ofreciendo los salarios más bajos, por eso Capriles eliminaría los aumentos de sueldos por decreto y hasta el salario mínimo, dejando que sea la oferta y demanda de trabajo en el mercado laboral la que defina el nivel de sueldos. Y ya sabemos que con esa ley de la selva los trabajadores llevan todas las de perder y los salarios no dejarían de bajar.
Ese “desacuerdo con los controles de precios” que se lee en el programa de Capriles y que fue confirmado por su asesor, es un verdadero peligro, una verdadera gota de cianuro que puede descalabrar y barrer con todas las conquistas de la Revolución Bolivariana en su lucha contra el desempleo, la pobreza y la exclusión social.
El programa de Capriles no es más que otra arremetida del neoliberalismo que favorece el interés del capital. Tal como se lee en su texto, pretende “el desmontaje de los controles y las legislaciones que ahuyentan a la inversión”.
¿Pero a quienes se refieren con eso de “la inversión”?
1.   La “inversión” son los capitalistas que no quieren controles ni de precios, ni de tasas de interés, ni del tipo de cambio, ni de salarios mínimos.
2.   Los neoliberales se oponen a que el Estado fije máximos ni mínimos de las variables económicas y se empeñan en que sea la mano insensible del mercado la que fije los precios de los bienes y servicios, del dinero, de las divisas, de la fuerza de trabajo.
3. Rinden culto a las leyes de la oferta y la demanda que favorecen el afán de lucro de los capitalistas a costillas de la explotación del pueblo trabajador y de la depredación de la naturaleza.
4. Esa “inversión” que Capriles quiere incentivar son las transnacionales extranjeras que NO quieren control de cambios y serían el verdadero gobierno de la oposición, porque Capriles mandaría obedeciendo a las transnacionales del imperio, no mandaría obedeciendo al pueblo.
5. Esa “inversión” que el candidato de la oposición quiere atraer es la de los capitalistas explotadores y depredadores que no quieren que se fijen salarios mínimos y aborrecen los aumentos de sueldo por decreto, porque lo único que quieren es aumentar sus ganancias reduciendo al mínimo sus costos laborales, pagando salarios de hambre.
6. Esa llamada “inversión” a la que Capriles quiere incentivar no es más que el capitalismo agonizante, y lo quiere revivir desempolvando el recetario neoliberal que expresa el interés de la burguesía más rancia, esa a la que NO le gusta un Estado fuerte que la controle.
7. A los neoliberales no les gusta el Estado porque saben que mientras más ganancias obtiene el capital, más impuestos tienen que pagar para financiar el gasto social a favor de quienes menos tienen.
8. Por eso quieren un Estado pequeño que les salga barato, que para mantenerlo no tengan que pagar muchos impuestos, un Estado reducido a la policía y el ejército para que los cuide. Por eso desmantelarían la estructura del Estado, eliminarían ministerios, institutos autónomos, privatizarían empresas públicas, reducirían brutalmente la nómina de funcionarios públicos y rematarían la mayoría de los activos de la República.
9. Capriles lo ha dicho claramente en su programa de gobierno: “Detener inmediatamente las expropiaciones y negociar con los afectados con apego a derecho”
10. Si gana lo privatizaría todo para complacer a sus “inversionistas”, que no son otros que las transnacionales del imperio que quieren adueñarse otra vez de Venezuela, y a los cuales Capriles les vendería a precio de gallina flaca la Electricidad de Caracas, CANTV, el Banco de Venezuela, la red de mercados bicentenarios,  TVes, Sidor, las cementeras, etc.
11. Y como Capriles ha prometido que quiere “negociar con los afectados con apego a derecho”, tal como lo reconoce en su Programa de Gobierno, seguramente volvería al CIADI, para que sea el derecho del imperio el que le impongan a Venezuela y esos tribunales fallen en contra de la República.
12. Por si fuera poco, también han dicho que anualmente van a incrementar en 400 mil barriles la producción diaria de petróleo de Venezuela para lanzarlas al mercado petrolero internacional, volviendo a la locura de la PDVSA de Luis Giusti, que incumplía descaradamente las cuotas que Venezuela tenía asignadas por la OPEP, provocando así el descalabro en los precios del petróleo, los cuales han llegado a superara la barrera de los 100 dólares, después de haber caído a 7-8 dólares en los tiempos de Giusti.
13. Con eso quieren complacer el interés de las grandes potencias que tienen un modelo energético altamente ineficiente y necesitan abundante petróleo, bueno y barato, por eso quieren inundar el mercado internacional con petróleo venezolano, con lo cual descalabraría los precios, afectando el ingreso fiscal petrolero y dejando al gobierno sin recursos para financiar la inversión social.
14. Se trata de una propuesta muy peligrosa que puede hacer retroceder al país a los alarmantes niveles de desempleo, pobreza, desigualdad y exclusión social que agobiaban al pueblo venezolano en los últimos años de la IV República. Su política petrolera haría inviable a su propio gobierno. Al inundar el mercado de petróleo violando las cuotas de la OPEP, tumbaría los precios del crudo y reduciría drásticamente el nivel de renta petrolera que ha servido para financiar las misiones sociales. Pareciera que no lo entiende y sería capaz de abortar un improbable gobierno suyo, solo para complacer el mandato de las grandes potencias consumidoras de petróleo.   
En el anuncio de esas medidas se aprecia claramenmte la esencia del neoliberalismo salvaje que tanto daño le hizo al pueblo venezolano y que ahora Capriles pretende de nuevo imponer. Pero nuestro pueblo está cada vez más consciente de la amenaza que representa el neoliberalismo y su candidato. Por eso hasta en las encuestas que más lo favorecen lo ven perdedor con una abrumadora desventaja entre 15 y 18 puntos.

FUENTE: http://victoralvarezrodriguez.blogspot.ca/2012/07/donde-esta-el-planteamiento-neoliberal.html?spref=tw&m=1

jueves, 19 de julio de 2012

Los muchachos y la militancia (PARTE 3)

En las organizaciones la gente viene y va, unos se quedan, otros se van, y llegan nuevos, los que se van nos dejan enseñanzas, solía decirnos el camarada Bigote. Ciertamente ese proceso es así llena de vitalidad la organización renueva sus fuerzas, da forma y consistencia a sus músculos haciendo que tome cuerpo saludable, pues  nunca se debe detener este proceso sencillamente es el metabolismo propio de la organización, regulado por una política y una practica social, fundamentadas en una teoría revolucionaria.

Proseguía el camarada Bigote en aquella noche de un buen martes bajo cielo acarigueño desbordado de estrellas, que cobijaban los sueños de aquellos jóvenes, en medio de una amena conversación, llena de tretas y con una jocosidad insuperable, era la juventud quien en esas noches calurosas y en medio de café con galletas servidos por la compañera de vida del camarada, se reunían martes a martes en la casa de éste.

Decía  el camarada: Mao Tse-Tung comparaba la organización con la fisiología del cuerpo humano en cuanto a la alimentación, incorporamos diversos tipos de alimentos a nuestro sistema digestivo, para la nutrición de nuestro organismo y este a través de un complejo mecanismo enzimático comienza un proceso donde absorbe los nutrientes e incorpora estos a nuestros músculos fortaleciendo así el  organismo, a la vez que va desechando las sustancias que no pueden ser asimiladas producto del metabolismo humano, hasta completar un gran proceso de depuración en torno a la alimentación, pues así suelen ser las organizaciones en los procesos sociales. Los allí presentes nos sorprendía esa peculiar forma de filosofar, unos prestaban mayor atención otros la prestaban en menor medida, los mas comelones aprovechaban la dinámica propia de la conversación para dejar sin galletas a los que entretenidos en la conversación restaban importancia a estas. Era un asunto de paciencia, pues formar cuadros para la militancia en una sociedad como la nuestra no es tarea fácil, solo se puede lograr con un esfuerzo tenaz, vencer las trabas ideológicas impuestas por la cultura capitalista no es un asunto de pocos días, la espontaneidad es la etapa embrionaria de la lucha conciente decía Lenin, En su obra El Que Hacer.

Lograr que la gente milite como decíamos en el encabezado de la parte dos de este artículo publicado el jueves pasado. “Militar, militar con las ideas, esa es la expresión mas concreta de la visión de un cuadro revolucionario, bien, aferrarse a ellas es algo concreto es jugarse la vida y todo el accionar en torno a estas, ya es sabido que los hombres giran en torno a las grandes ideas y no como se suele pensar algunas veces que son los grandes hombres que giran en torno a las ideas haciendo estas grandes”. Solo puede ser posible con un gran sentido de cuerpo, de organización. Una organización de vanguardia que ante todo ponga los principios como coraza revolucionaria, como chaleco moral, solo así estará en condición de resistir a los embates propios del capitalismo, acumular fuerzas y dar el gran salto pasando a la ofensiva definitiva. Donde las masas verán en esta un instrumento para transformar la sociedad capitalista que tanto las agobia.

La estructura social capitalista con todo su andamiaje, modula la conducta de sus miembros moldeando así su pensamiento, la organización es la única capaz de lograr romper con el molde impuesto por la sociedad capitalista, a través de un proceso educativo enmarcado en la gran propuesta revolucionaria, sintetizada en los grandes principios revolucionarios que dichos miembros deben hacer suyos para poder pasar a ser verdaderos militantes de vanguardia. De lo contrario serán descartados por el metabolismo propio de la organización al cual hacíamos referencia anteriormente.

La asimilación de los principios recogidos en la propuesta de la organización revolucionaria, por parte de los militantes no es  un proceso lineal tiene sus zigzag,  sobre esto un joven de aquella incipiente militancia pregunto al camarada Escobar. ¿Por qué los niveles de desarrollo no eran unísonos? A lo que este respondió que esto dependía de los niveles de agitación de nuestros militantes, que unos asimilaban de forma mas acelerada los sueños, los principios y por ende propendían a preocuparse por desarrollar mayores niveles de conciencia en la organización. Pues desde el punto de vista  revolucionario esto le parecía correcto a aquel joven. Decía el camarada Mao, sobre este desarrollo que la organización debe apoyarse en los sectores más avanzados para ayudar a los menos avanzados y de esta forma estos dos buscar a los que por alguna razón estaban rezagados de esta manera palabras mas palabras menos reflexionaba el camarada Mao en ente aspecto. Dejando claro que el aparato revolucionario debe aprovechar al máximo sus capacidades en función de organizar la resistencia al mismo tiempo que se acumulan fuerzas para así pasar a la ofensiva definitiva  acordada en la organización revolucionaria rumbo a la toma del poder.

FUENTE:
http://www.elregional.net.ve/opinion/articulo/37384/nelson-escobar-el-club-de-los-sin-camisa

lunes, 16 de julio de 2012

Contra la Felicidad del pueblo, No Podrás Majunche


Autor: Edgar Gómez
Fecha de publicación: 14/07/12

Las Misiones desde su creación han traído para el pueblo, la mayor suma de felicidad posible, parafraseando a nuestro Simón Bolívar, estas en todos sus ámbitos han llenado de alegría y esperanza a los pobladores que habitamos hoy la Patria Venezolana.
El Majunche, como sabemos todos los venezolanos, defiende los intereses de la burguesía y oligarquía criolla, que son la minoría, es bueno recordar que este señorito proviene de una familia burguesa, que nunca ha sabido lo que es trabajar en su vida, y por el contrario a vivido a costa del trabajo de los proletarios que le han producido su riqueza, a esta gente nunca le a interesado la felicidad del pueblo.
Una de las misiones que ha llenado de Felicidad a nuestro pueblo, por citar una sola, es la gran misión Vivienda Venezuela, no es posible medir de alguna forma la felicidad, hasta esta fecha van más de 200.000 viviendas entregadas, y no son las cajitas de fósforos que entregaban en la oscura cuarta Republica, son casas dignas, llenas de vida, para vivir viviendo, como lo es una de las premisas del Socialismo, pero los felices no son solo las familias que van a vivir en esas viviendas, eso se extiende al círculo familiar de estas.
Sé que aún faltan muchas viviendas por entregar y construir, la deuda social heredada de los apátridas es gigante, en estos trece años de Revolución se ha saldado una parte cuantiosa, pero como a dicho nuestro Comandante Hugo Chávez, debemos seguir luchando, no tanto para defender lo que hemos logrado, si no por lo que falta por construir.
¡¡¡ VIVIREMOS Y VENCEREMOS!!!
Gopadi1982@gmail.com 
@edgarguevarista

Los muchachos y la militancia (PARTE 2)


“Disparen que las ideas no mueren” FIDEL CASTRO.

Militar, militar con las ideas, esa es la expresión más concreta de la visión de un CUADRO REVOLUCIONARIO, bien, aferrarse a éstas, es algo concreto, es jugarse la vida y todo el accionar en torno a las ideas, ya es sabido que los hombres giran en torno a las grandes ideas y no como se suele pensar algunas veces que son los grandes hombres que giran en torno a las ideas, haciéndolas grandes.

El hombre nunca es grande, "el hombre es finito" (suele decir un viejo comunista), por tal razón diría José Martí: “Toda la gloria del mundo cabe en un Grano de Maíz”, las ideas que profesa o con las que milita si suelen ser grandes e imperecederas dependiendo del lado que se coloquen en el ajedrez de la lucha de clases, es decir, si están a favor de los explotadores o de los explotados; ya es famosa aquella expresión del Comandante Fidel Castro Ruz luego del Cuartel Moncada, cuando a punto de morir amenazado de muerte por las armas del enemigo dijo: “DISPAREN QUE LAS IDEAS NO MUEREN”, como un rayo esa frase atravesó el cerebro de los esbirros logrando paralizar el accionar de estos, quedando sumergidos en una gran meditación. Pues de este modo tenemos que cuando un hombre o una mujer milita y su accionar gira en torno a las ideas revolucionarias, es de teoría y en la practica un revolucionario o revolucionaria, pero si muchos hombres y mujeres militan y sus acciones están basadas en las ideas revolucionarias, es una ORGANIZACIÓN REVOLUCIONARIA en torno a una doctrina revolucionaria a favor de los explotados, como ya hemos señalado anteriormente.

La primera condición de revolucionario (a) es una condición honrosa, pero para la transformación de la sociedad hace falta alcanzar la segunda condición, la de organización revolucionaria. Decía Simón Rodríguez, palabras más palabras menos: “Seducir un pueblo, alborotarlo por sorpresa es sencillo, constituirlo es muy difícil”. Pues sin organización no hay identidad, y por ende no se pueden tener los objetivos claros. Ya lo sostenía Carlos Marx: “La lucha de clases esclarece la conciencia de los grupos en conflicto y los lleva al conocimiento pleno de su identidad de clases como tales y al conocimiento de sus objetivos específicos. En este sentido, el conflicto tiene importancia como estimulador de la identidad o de la expresión de la personalidad del grupo que por el enfrentamiento adquiere un conocimiento pleno de sus intereses de clase” (1). Las ideas por esencia y naturaleza son colectivas, la personalidad existe en dos formas colectiva e individual. Ahora, LOS OBJETIVOS HISTÓRICOS SÓLO PUEDEN SER ALCANZADOS EN COLECTIVO, es decir, a través de una organización unida en torno a las ideas, que se haya identificado en torno a éstas, haciendo personalidad colectiva alrededor de éstas, siendo dichas afirmaciones los rasgos distintivos de una organización de vanguardia.

Las diversas fases de la militancia

Por un lado tenemos la militancia individual, a la cual se llega a través de un largo proceso de transformaciones en la psiquis del ser humano, donde se incorporan dos fases del conocimiento: El conocimiento abstracto adquirido a través de la teoría en una constante comparación con el conocimiento práctico adquirido a través de la observación directa. Allí se produce un intercambio dialéctico entre dos realidades: una realidad deseada producto del conocimiento abstracto teóricamente adquirido y una realidad existente producto de las condiciones históricas estudiadas que a su vez forman parte del conocimiento abstracto incorporado a la persona a través del estudio y la lectura de diversos fenómenos sociales.

La MILITANCIA PARTIDISTA O COLECTIVA, es una militancia de organización donde el individuo ya no funciona solo como individual, sino que forma parte de un engranaje colectivo, donde las ideas, objetivos y tareas son compartidas en torno a un plan, que desde el punto de vista partidista se llama programa de partido, esta organización es la encargada de luchar a brazo partido para materializar dicho programa.

Ahora bien, aclarado estos aspectos se hace necesario abordar las necesidades organizativas, no en torno a objetivos individuales y ramplones como se viene haciendo desde el pasado, sino en torno a los objetivos trascendentales para la transformación de la sociedad en su conjunto acorde al programa revolucionario que debe ser un programa a favor de la clase obrera o mejor dicho el PROGRAMA DEL PROLETARIADO. Reconociendo a éste como clase de vanguardia y única capaz de lograr la transformación de la sociedad capitalista junto a sus aliados y grupos a fines.

(1) Luis Beltrán Prieto Figueroa. ¡Joven Empínate! Pág. 66.

lunes, 9 de julio de 2012

LA CONTRA-INFORMACIÓN REVOLUCIONARIA VERSUS INFORMACIÓN DOLARIZADA

“Cuando se descubrió que la información era un negocio,
la verdad dejó de ser importante”
Ryszard kapuscinski.


Los procesos históricos que ha vivido la humanidad desde su génesis, han estado marcados por procesos de cambios continuos, ya que la materia siempre está en movimiento, es una ley física, lo que se queda estático muere, o se transforma, para seguir un curso evolutivo. Lo que es cierto es que en nuestros tiempos la “información” vista como mercancía siempre cambia de valor o forma, pero sigue siendo mercancía, que cambia de color, de figura, de estatura, de signo, de estatus, en fin, cambia pero no deja de ser un objetivo o gancho estratégico de un sistema que está en decadencia como lo es el sistema capitalista. El capitalismo sigue usando a la información como una mercancía y quiénes la comercializan se convierten en mercaderes.

Hoy cuando en Revolución social se intentan cambiar los patrones de dominación, que nos han mantenido por décadas mal informados, pues surge una naciente comunicación alterna o lo que podríamos llamar como la CONTRA INFORMACIÓN, que es ejercida por los excluidos históricos, por los creadores populares, esos que emergen de la sabia adquisición de conciencia, esta popular e irreductible sabiduría que no es más que el despertar al que le temen y le seguirán temiendo muchos, sobre todo esos que subestiman los saberes populares,  esos que el 12 y 13 de abril con comiquitas quisieron tapar el sol con un dedo,  con ráfagas quisieron detener el mar de pueblo, el mar consciente, ese mismo mar que saldrá el 7 de octubre, a votar por su comandante, a castigar al burgués, a denunciar al imperio, solo con un voto, seremos capaces de defender años muchos años de historia, kilómetros de esperanzas, kilos de frutos y suelo, millones de sonrisas, cántaros de sueños, con el voto defendemos nuestra madre tierra, nuestra casa, nuestra escuela, pero lo más importante y que no se dice en la tv ni en las novelas; con el voto por Chávez defendemos la soberanía y garantizamos independencia plena.

Para la información vendida y mercantilizada, contra información popular, contra el golpe la acción popular.

Somos Chávez de Corazón

Ricardo León
Colectivo Puño Alzao
Comunicación y Propaganda CCC-ARAURE
Cultura JPSUV-PORTUGUESA

domingo, 8 de julio de 2012

Los muchachos y la militancia (PARTE 1)


Es sabido la carga explosiva inherente a la juventud, por ello su arrojo, su ímpetu, pero bien como se dirige ese ímpetu, esa voluntad, esas ganas de transformar puede esto acaso apagarse, ¿Cómo puede ser maniatado este potencial? ¿Hacia dónde deben estar dirigidos nuestros esfuerzos en tal sentido? Son éstas las interrogantes que debemos plantearnos a la hora de formar nuestra militancia, el relevo está en la juventud. Siempre se nos ha dibujado una figura irreal de la juventud por los grandes medios de distorsión masiva, se nos pinta al joven inocente, inmaduro, jocoso, un tanto irresponsable; de hecho éstas son la características que refuerza la ideología burguesa a través de la radio, televisión y de todos los medios que tiene a disposición para maniatar todo el potencial humano capaz de llevar a cabo un gran proyecto de liberación, logrado así la redención de los históricamente oprimidos. De esta forma la sociedad burguesa le tiene negado a la juventud su militancia en asuntos realmente importantes, como la transformación de la sociedad, la emancipación del continente o la salvación de la especie humana. La burguesía ha dicho a los jóvenes que la militancia política es en última instancia para los ya no tan jóvenes, y además, ha convertido ante los ojos de los jóvenes a la MILITANCIA POLÍTICA en una cuestión opaca, gris y poco llamativa a través de la educación.


 
 Centro de Diagnóstico Integral "TRINO MELEAN"
Acarigua - Portuguesa. 29 de junio, 2012.

“Los pedagogos hablan de educar cívicamente a la juventud, el respeto a la propiedad privada y el régimen político existente, el chovinismo (“el patriotismo”, como dicen ellos). Y el desprecio y EGOÍSMO NACIONAL contra otras naciones. Es el veneno de la concepción burguesa del mundo y de la moral burguesa. Incapacita a la juventud.” (1). Y a coro como si eso fuera poco, los partidos burgueses gritan: “Eres joven, no ocupes con política ni que te manipule – No dejes que te manipule otro, sólo yo y mi partido burgués” (2).


Así la burguesía ha enfocado todas sus fuerzas en esta dirección es esta la dirección que el sistema burgués le da a nuestra gloriosa juventud sesgando la revolución de la asidua participación de esa gran fuera capaz de recoger las banderas y llevarlas al pináculo de la emancipación. En tal sentido y en contra posición a estos designios burgueses planteaba José Martí “Recogerá hombres quien siembre escuelas”, ahora bien que tipo de escuela necesitamos para cosechar militantes, por supuesto que estas escuelas han de ser escuelas revolucionarias alejadas del estereotipo burgués de la educación formal, es así como hace menos de una década en la casa de un viejo comunista se forma la escuela itinerante de formación de cuadros Simón Rodríguez, de donde emergió un movimiento juvenil que llevaba por nombre el de nuestro prócer José Félix Ribas. Pues al principio fue fuerte jóvenes iban y venían, unos abandonaban otros se incorporaban, en esta peculiar escuela se combinaban las vivencias de unas relaciones interpersonales, con las brechas y desigualdades de la vida practica de la sociedad burguesa, se empezaba a abrir nuevas puertas en la vida de aquellos jóvenes que religiosamente se congregaban en la residencia de aquel viejo revolucionario y algo inusual sobre todo en una sociedad como la nuestra impregnada de toda la maleza burguesa.

 

Los móviles de esa incipiente militancia eran diversos, desde los reivindicativos hasta los futuristas, todos aquellos jóvenes tenían un gran reto por delante era trascender la espontaneidad con que se arrojaban a la lucha y hacer de este móvil de la espontaneidad una lucha conciente, elevarse a una verdadera militancia política revolucionaria. El reto era inmenso se puede decir que descomunal, tan es así que se puede decir que si algún suceso llegase a manchar la conducta revolucionaria de aquel viejo comunista jamás podríamos dejar de reconocer dos cosas fundamentales una la gran paciencia que trato de trasmitirnos no se hasta que punto infructuosamente pero si con mucho hincapié, la otra el gran tiempo que nos ahorro al develarnos cosas que sin su ayuda hubiésemos tardado mucho más en descubrirlas. De esta manera arrancaba una carrera en la comprensión de aquellos jóvenes, elevando paulatinamente sus niveles políticos haciendo mano de todas las herramientas, teóricas, practicas y cierta tutoría de aquel singular patrocinador, fuimos dando los primeros pasos, enrumbándonos a nuestra militancia revolucionaria, es así como fueron surgiendo nuestras primeras convicciones fundamentadas en fuertes ideales antiimperialistas y doctrinarios hasta llegar a militar con las ideas del Marxismo-Leninismo.


Son muchas las anécdotas de este trasegar político, estas ideas fueron encubando en nuestro pensamiento político sin ser identificadas con ninguna filiación política, es recordada por todos los jóvenes de aquella escuela la tarde en al cruzar de una esquina un joven le pregunto al viejo camarada que a que filiación política se debían, este con una expresión de asombro contesto firmemente. Nuestra filiación política es la de los comunistas, somos comunistas, Rápidamente como un rayo surgió otra pregunta ¿Qué visión tenemos nosotros los comunistas sobre la tecnología? Por lo que recibió como respuesta lo siguiente. Para nosotros la tecnología es vital pero eso si al servicio de las mayorías.

Puntos en discusión: El poder popular, 
la salud en el estado comunal y la función de los 
médicos y médicas integrales en el proceso revolucionario.

Sin lugar a dudas, eran los primeros frutos de aquella escuela que comenzaban a germinar en unos de esos jóvenes que pulularon por la escuela que señaló Martí, así se fue templando un acero con una militancia que hoy se mantiene y que ante el pueblo ha jurado vencer y de seguro venceremos.